REPASO DE MORFOLOGÍA Y LITERATURA MEDIEVAL


FUNDAMENTAL PARA 3º ESO, lengua y lit.

Sobre el Poema de Mio Cid

DIVISIÓN EN MONEMAS

Distingue adjetivo, pronombre indefinido o adverbio de cantidad

(Materiales de  Alberto Juan Ampuero )


 Lírica medieval

ROMANCE DEL PRISIONERO

Que por mayo era por mayo,
cuando hace la calor,
cuando los trigos encañan
y están los campos en flor,
cuando canta la calandria
y responde el ruiseñor,
cuando los enamorados
van a servir al amor,
sino yo, triste, cuitado,
que vivo en esta prisión,
que ni sé cuándo es de día
ni cuándo las noches son,
sino por una avecilla
que me cantaba al albor.
Matómela un ballestero ;
¡déle Dios mal galardón!
                                                                           (Anónimo) 


[1. LOCALIZACIÓN] El texto propuesto para el comentario es el Romance del prisionero, uno de los más conocidos del Romancero Viejo. El Romancero Viejo es un conjunto de poemas anónimos compuestos durante los siglos XIV y XV que se hallan emparentados tanto con la poesía épica (para Menéndez Pidal, los romances tienen su origen en la fragmentación de la épica, de la que toma parte de los asuntos y la métrica) como con lírica tradicional, con la que comparte muchos rasgos de estilo.
Dentro de los grupos en que suelen clasificarse los romances, el Romance del prisionero se incluye en el de los romances líricos y novelescos. En tales romances el asunto es inventado (no procede de sucesos históricos, de la épica o de leyendas caballerescas) y el lirismo predomina a veces sobre la narración: [2. TEMA Y RESUMEN] la voz poética, en primera persona, es la de un prisionero que se lamenta de su cautiverio y de la imposibilidad de disfrutar de su libertad; su único consuelo es una avecilla que le canta “al albor”, pero incluso eso se le niega cuando un ballestero la mata[1].
[3. ESTRUCTURA]
[EXTERNA] El romance es un poema no estrófico, con un número de versos indefinido (en este caso, 16) [INTERNA]Si atendemos a la disposición del contenido, observamos que el poema presenta un planteamiento (vv.1-10) donde se produce la localización temporal (primavera), el protagonista se nos presenta a sí mismo (“sino yo”) y declara estar en una prisión (localización espacial); en el nudo (vv. 11-14) sabemos que se siente triste y angustiado, que su único consuelo es una avecilla que le canta; el poema termina con la muerte de la avecilla (vv. 15-16); un desenlace abrupto que imprime al texto una mayor intensidad lírica.
[4. RASGOS DE ESTILO]

[NIVEL FÓNICO-FONOLÓGICO] Como hemos dicho al principio, estamos ante un romance: los versos son octosílabos y la rima es, en este caso, imperfecta, pues mezcla rima consonante y asonante, quedando sueltos los versos impares, de manera que el esquema métrico es el siguiente: -a-a-a-a-a-a-a-a.
[NIVEL PRAGMÁTICO-TEXTUAL] La voz poética nos habla en primera persona, lo cual no hace sino favorecer nuestra empatía hacia su delicada situación y estado de ánimo, 
[NIVEL MORFOSINTÁCTICO], que se nos transmite a través de dos de los tres únicos adjetivos del poema (triste y cuitado), lo cual no hace sino intensificar dichos sentimientos.
Los seis primeros versos, según hemos visto, sitúan temporalmente la acción mínima y describen a la vez un entorno natural presidido por la alegría y el amor: el calor primaveral, el canto de las aves, los idilios… Las repeticiones de toda clase que se acumulan en estos versos son características del estilo de los romances:
a) El tercer y cuarto verso guardan entre sí un paralelismo semántico (los trigos encañan- están los campos en flor) y un quiasmo sintáctico (sujeto-verbo / verbo sujeto). También los versos 5º y 6ºguardan entra sí una relación semántica (cuando canta la calandria / y responde el ruiseñor). Y entre los dos pares de versos, se da un paralelismo sintáctico (cuando/y) que se repite, aunque no de  manera tan perfecta, en los versos 7 y 8, donde se rompe la progresión de los elementos bellos de la naturaleza para pasar a una acción humana (el amor de los enamorados).
b)    En el conjunto de esta parte hay que destacar, además, el valor anafórico del “cuando” (con evidente valor temporal).
Todos estos procedimientos de repetición sirven para resaltar la fuerza lírica del poema y para dotarlo de un fuerte sabor popular (no olvidemos que en la poesía popular las figuras de repetición son claves con el fin de favorecer la memorización y la transmisión oral del poema); además, dota al poema de armonía y equilibrio, rotos por la conjunción sino y la irrupción del yo poético que declara estar en prisión, incapaz de disfrutar del idílico cuadro que se nos acaba de describir. Así se marca la oposición entre la naturaleza primaveral y el triste encierro del prisionero. Este cambio brusco resulta extraordinariamente expresivo por varias razones: en primer lugar, se acentúa el contraste semántico con la parte anterior ; en segundo lugar, hay que recordar la presencia de los dos adjetivos triste y cuitado (no volveremos a encontrar ninguno hasta el último verso). Que en un poema con tan pocos adjetivos, los dos más importantes están juntos, no hace sino intensificar, como ya hemos dicho, la impresión de una tristeza, una desdicha, emocionalmente más intensa. Si a esto añadimos que son casi sinónimos (podemos hablar de gradación del sentimiento) y que, además, están situados prácticamente en el centro “geográfico” del poema, está clara la intención del autor por dar realce a estos dos sentimientos.
Hallamos en estos versos de nuevo las repeticiones características del romancero: anáforas (que, sino), repeticiones sinonímicas (triste,cuitado)… La falsa antítesis noche-día potencia la completa soledad de su oscura mazmorra. En los versos siguientes encontramos un cambio significativo: hasta este momento, en toda la descripción del mundo exterior y de la antigua situación del prisionero, se empleaba el presente histórico: un recurso frecuente en el romancero para actualizar y hacer más vívida la narración, para detenerla. Pero ahora, como preparación al relato de la acción mínima, se vuelve al imperfecto; el tiempo parece que echa a andar, lo cual se confirma con el uso del pretérito perfecto simple (matómela) en el penúltimo verso; su aspecto perfectivo marca un antes y un después, pone de relieve la brutal acción que ha dado lugar al largo lamento del prisionero: la muerte del ave (a la que se había referido en todo momento con un diminutivo, mucho más expresivo y que denota una gran afectividad) supone la muerte de su única esperanza, la desaparición no sólo de su libertad física, sino también de su libertad mental e, incluso, espiritual. El dativo éticome”, que tiene un valor de proximidad emocional, hace más dolorosa esa desaparición. No es extraña, por tanto, la exclamación imprecatoria del último verso (¡dele Dios mal galardón!), en la que explota toda la angustia acumulada durante el poema, todo el desconsuelo y desesperación del personaje.
[NIVEL LÉXICO-SEMÁNTICO] El lenguaje del poema es, sobre todo, un lenguaje sustantivo, nominal, sin apenas metáforas (la excepción es la de la avecilla, que simboliza la esperanza). Precisamente en ello, reside la expresividad y fuerza emotiva de este romance. Hay que destacar en el primer núcleo la relación semántica entre los distintos elementos asociados al campo asociativo de mayo: primavera, calor, trigo, campos en flor, calandria, ruiseñor, enamorados, amor. Todas las circunstancias positivas del tópico literario del locus amoenus, que connotan alegría, vida, amor, libertad. En el segundo núcleo, el de la prisión, hay una vinculación semántica antitética con la anterior: tristeza, infelicidad, prisión, la oposición día-noche, sugieren, negativamente, tristeza, soledad, angustia, falta de libertad para disfrutar de la vida y del amor.
[5. CONCLUSIÓN] El texto comentado, en definitiva, es una buena muestra de la fuerza expresiva de los romances líricos y de sus relaciones con la lírica tradicional. De entre los diversos recursos expresivos observados, típicos de los romances, debemos destacar la sabia antítesis entre la plenitud de la naturaleza y la soledad del preso, que, combinada con la postergación de la acción clave –la muerte de la avecilla-, proporcionan una intensidad conmovedora a la amargura final del prisionero. No es de extrañar que, con el correr de los siglos, esta versión trunca alcanzase una mayor difusión y popularidad que la versión completa.




[1] Lógicamente, el poema puede dar lugar a otras interpretaciones. El hecho de que se haya mantenido en nuestra tradición literaria desde hace tantos siglos, es producto, precisamente, de la múltiples y universales sugerencias que encierra en sus versos. Una de estas interpretaciones puede relacionarse con un tema frecuente en la literatura española del siglo XV: la cárcel de amor, el amor como prisión, como atadura, esclavitud. Desde esta perspectiva, el poema se llena de significados simbólicos y se convierte en una alegoría del amor imposible: la prisión podía responder al tópico cortesano del amor como prisión y sufrimiento al no poder el hombre, por cuestiones religiosas y morales, dar rienda suelta a sus instintos amorosos.

ORIGEN E HISTORIA DE LA LENGUA


la poesía quiere amantes, dijo el genio

QUE NO SE NOS OLVIDE LO IMPORTANTE...CUIDAR LA COMUNICACIÓN Y AMAR LA LITERATURA DISFRUTÁNDOLA

UNA EFEMÉRIDE IMPORTANTE

repaso de verbos

1.       Completa la siguiente tabla con la información que se te pide de estos verbos.

VERBO
PERSONA
NÚMERO
TIEMPO
MODO
CONJUGACIÓN
SALTABAN
PLURAL
PRETÉRITO IMPERFECTO
INDIC.
HAYA
1ª/3ª
SING.
PRESENTE
SUBJ.
TUVIERA
1ª/3ª
SING
PRETÉRITO IMPERFECTO
SUBJ.
VENDRÁ
SING
FUTURO IMPERFECTO
INDIC.
TENDRÍAMOS
PLURAL
CONDICIONAL SIMPLE
INDIC
HABRÍAIS COMPRADO
PLURAL
CONDICIONAL COMPUESTO
INDIC
HAYAN LLEGADO
PLURAL
PRETÉRITO PERFECTO COMPUESTO
SUBJ
HABRÉ ESTADO
SING
FUTURO PERFECTO
INDIC
TUVE
SING
PRETÉRITO PERFECTO SIMPLE
INDIC
HUBIERAS HECHO
SING
PRETÉRITO PLUSCUAMPERFECTO
SUBJ
HUBE LLEGADO
SING
PRETÉRITO ANTERIOR
INDIC
SOMOS
PLURAL
PRESENTE
INDIC
HEMOS CONSEGUIDO
PLURAL
PRETÉRITO PERFECTO COMPUESTO
IND
LEEMOS
PLURAL
PRESENTE
INDIC
HE JUGADO
SING
PRETÉRITO PERFECTO COMPUESTO
INDIC
ESCRIBIRÉ
SING
FUTURO SIMPLE
INDIC
HABÍAN ESCRITO
PLURAL
PRETÉRITO PLUSCUAMPERFECTO
INDIC
REACCIONAD
PLURAL
PRESENTE
IMPER
HUBO SONADO
SING
PRETÉRITO ANTERIOR
INDIC
LEEREMOS
PLURAL
FUTURO SIMPLE
INDIC
VENDERÍAS
SING
CONDICIONAL SIMPLE
INDIC
HABÍAIS SENTIDO
PLURAL
PRETÉRITO PLUSCUAMPERFECTO
INDIC
SALUDÉ
SING
PRETÉRITO PERFECTO SIMPLE
INDIC
CANTE
1ª/3ª
SING
PRESENTE
SUBJ

SING
(USTED) PRESENTE
IMPER
¡ESPERA!
SING
PRESENTE
IMPER
VIVO
SING
PRESENTE
INDIC
CANTARÍA
1ª/3ª
SING
CONDICIONAL SIMPLE
INDIC
QUISIERAS
SING
PRETÉRITO IMPERFECTO
SUBJ
HUBIESE DADO
1ª/3ª
SING
PRETÉRITO PLUSCUAMPERFECTO
SUBJ
ENCANTABAS
SING
PRETÉRITO IMPERFECTO
INDIC
HAYAMOS IDO
PLURAL
PRETÉRITO PERFECTO COMPUESTO
SUBJ
HABRÉIS CANTADO
PLURAL
FUTURO COMPUESTO
INDIC
BEBIÉRAMOS
PLURAL
CONDICIONAL SIMPLE
INDIC
HAN EXISTIDO
PLURAL
PRETÉRITO PERFECTO COMPUESTO
INDIC
ESTARÍA
1ª/3ª
SING
CONDICIONAL SIMPLE
INDIC

2.       Clasifica los siguientes verbos en la casilla que les corresponde.
INFINITIVO SIMPLE
INFINITIVO COMPUESTO
GERUNDIO SIMPLE
GERUNDIO COMPUESTO
PARTICIPIO
VIVIR
DETENER
AMAR
HABER SABIDO
HABER DEDUCIDO
SALTANDO
JUGANDO
CORTANDO
HABIENDO SENTIDO
HABIENDO HECHO
VISITADO
MARCHADO
ESFORZADO

3.       Formas del imperativo. Completa el cuadro:
VERBO
2ª PERSONA DEL SINGULAR
2ª PERSONA DEL PLURAL
AMAR
AMA
AMAD
TEMER
TEME
TEMED
PARTIR
PARTE
PARTID

4.       Di de qué verbo se trata (fíjate en el ejemplo).
VERBO
PERSONA
NÚMERO
TIEMPO
MODO
INFINITIVO
COMÍAMOS
plural
Pretérito imperfecto
Indicativo
comer
SOIS
plural
presente
indicativo
ser
DORMIREMOS
plural
futuro imperfecto
Indicativo
dormir
VIVÍAN
plural
Pretérito imperfecto
Indicativo
vivir
DESCUBRIRÉ
singular
futuro imperfecto
Indicativo
descubrir
RESPIRARON
plural
pretérito perfecto simple
Indicativo
respirar
TRABAJO
singular
presente
Indicativo
trabajar
SALIERAS/SALIESES
singular
Pretérito imperfecto
subjuntivo
salir
SUPIMOS
plural
pretérito perfecto simple
Indicativo
saber
LIMPIAS
singular
presente
Indicativo
limpiar
HEMOS COMIDO
plural
pretérito perfecto compuesto
Indicativo
comer
TUVISTE
singular
pretérito perfecto simple
indicativo
tener
LLEGUES
singular
presente
subjuntivo
llegar
HABRÍAN VUELTO
plural
futuro perfecto
indicativo
volver
COMO
singular
presente
indicativo
comer
HABLARÍAIS
plural
condicional simple/imperfecto
indicativo
hablar
REGRESÓ
singular
pretérito perfecto simple
indicativo
regresar
¡ESPERA!
singular
presente
imperativo
esperar
HAYAMOS SALIDO
plural
pretérito perfecto compuesto
subjuntivo
salir
HE DESAYUNADO
singular
pretérito perfecto compuesto
indicativo
desayunar
CUPE
singular
pretérito perfecto simple
indicativo
caber



Relaciona las funciones del lenguaje con su finalidad correspondiente.

1
Apelativa

Transmitir información.
2
Expresiva

Hablar del código.
3
Representativa

Facilitar el contacto entre emisor y receptor.
4
Fática

Actuar sobre el receptor.
5
Poética

Expresar sentimientos.
6
Metalingüística

Hacer bello el mensaje.



2)      Di a qué función del lenguaje corresponde cada oración.

a) Los guacamayos son loros tremendamente vistosos.
b) Señora, deposite todos los objetos en esta bandeja.
c) Sonaba el planeta (Antonio Machado).
d) ¡Puaggg! ¡Qué mal huelen las alcantarillas!
e) El verbo “haber” se escribe siempre con hache.
f) ¿Oiga? ¿Sí…? ¿Hay alguien ahí que pueda oírme?
g) Mi tía tiene dos bicicletas.
h) Si bebes, no conduzcas.
i) La luna es un pozo chico.
j) “Ser” es un verbo copulativo.
k) Levántate.
l) ¡Qué agradable sorpresa!
m) Control llamando a…
n) Camarero, la cuenta, por favor.



1)      Relaciona las funciones del lenguaje con su finalidad correspondiente.

1
Apelativa
3
Transmitir información.
2
Expresiva
6
Hablar del código.
3
Representativa
4
Facilitar el contacto entre emisor y receptor.
4
Fática
1
Actuar sobre el receptor.
5
Poética
2
Expresar sentimientos.
6
Metalingüística
5
Hacer bello el mensaje.


2)      Di a qué función del lenguaje corresponde cada oración.

a) Representativa
b) Apelativa
c) Poética
d) Expresiva
e) Metalingüística
f) Fática
g) Representativa
h) Apelativa
i) Poética
j) Metalingüística
k) Apelativa
l) Expresiva
m) Fática
n) Apelativa